sábado, 28 de noviembre de 2009

CHIQUILLADAS

Graciela Lecube-Chavez

© 2009


Si el aeropuerto es para aviones,
¿por qué no se llama puerto
marítimo al sitio donde
solamente atracan los barcos?

Un dúo es de dos, un trío de tres,
un cuarteto de cuatro, un quinteto
de cinco y un sexteto es de seis,
¿por qué el de siete no es sieteto,
el de ocho ocheto , el de nueve noveto
y el de diez, dieztético?

La maestra explicó que "el orden
de los factores no altera el producto"
pero me puse a pensar y descubrí
que esa ley no siempre se cumple.
Si digo noche y día está más oscuro
que claro y si lo digo al revés, día
y noche, está más claro que oscuro.

Hoy me caí y me hice "pupa";
la rodilla derecha se raspó,
en cambio la izquierda, no.
Una acusa a la otra sin entrar
en razones; por culpa de las dos
se me rompieron los calzones.

Como aceitunas verdes para que mi paladar
decida si me gustan más o menos que las negras.

Miro y miro la botella de soda vacía
para acordarme que ya tomé la mía.

Subo las escaleras hasta el piso más alto
para bajarlas de un salto, a lo gato.

Quiero saber si llaman andaluz al niño
que da órdenes : anda-luz.

Las hojas en otoño caen amarillas
por desnutridas.

El hombre camina con sus pies
porque no tiene alas para volar.

El repollo es una hortaliza y no
un pollo que nace y vuelve a nacer.

Si la gota gorda es una gota que suda
una gorda, ¿la delgadita no la suda
porque la gorda ya la sudó?

El tragaluz se traga la luz
para iluminarse por dentro.

Un perito es un perrito que
no sabe cómo ladrar.

Cada vez que estornudo
me imagino haciendo nudos.

Si hoy pongo una moneda
en mi chanchito de cristal,
mañana una nuevecita
y pasado otra y otra más,
en poco tiempo seré dueño
de todo un caudal.

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Si me habre reido con tus ocurrencias.
Graciela, sos graciosisima.
Delia de Argentina

Anónimo dijo...

Por unos momentos me sentí paseando en algún parque, futboleando con las rojo-amarillas
hojas que en el piso dejaran las brisas del otoño. Que bonita forma de hacer a los niños curiosear cuestiones de nuestro idioma. Felicitaciones Graciela....bonito sería ponerlas en cámara también, como ''La Madre lengua y sus parientitos'', no te parece?
Raoul Bretón... desde New York.

Anónimo dijo...

¿Filmar mis "Chiquilladas"?
¿Por qué no? ¿Te atreves?
"La Madre lengua y sus parientitos"
es un título encantador.
Pero antes de seguir soñando
quiero decir GRACIAS por leer
mis queridos Bloguitos...
GRACIAS por haberte hecho
recordar y sentir... y GRACIAS
por tus valiosas sugerencias.
Espero que regreses.