martes, 13 de octubre de 2009

EL BEBITO


Graciela Lecube-Chavez

© 2009


El Bebé ha descubierto
sus deditos y no contento
con los cinco de cada manito
también chupa el dedo gordo
de sus pies gorditos.

Cuando sus papás emocionados
lo descubren en tan sabrosa tarea
los mira sonriendo de oreja
a oreja con sus ojitos diciendo:
- Están ricos, ¿quieren probar?-

Dulces, agrios, fríos, calentitos,
al Bebé todo le da igual
pero para sus papás –que hasta
la baba que su esfuerzo crea
la consideran especial–

van a perder el sueño,
no verán las noticias,
olvidarán a sus mascotas,
no irán a trabajar para
'chatear' la gran novedad.

No con una computadora
sino una de ella y otra de él,
que aunque sean modernos
cuando llega a los hijos
el amor se desborda en tropel.

1 comentario:

Anónimo dijo...

Muy linda poesía, la fotografía que le acompaña es muy inspiradora.