miércoles, 15 de julio de 2009

Entrevista a la escritora Kathryn Fitzmaurice



A Kathryn la conocí gracias al blog de la ilustradora Tina Nichols Coury.


1) ¿Dónde naciste?
Nací en la ciudad de Nueva York, pero crecí en Scottsdale, Arizona. He vivido por muchos lados, ahora vivo en el sur de California. Disfruto viviendo cerca del océano. En la mayoría de los atardeceres, la niebla cubre mi casa completamente.


2) Cuéntame una o más anécdotas de tu niñez.
Recuerdo una vez, cuando estaba en tercer grado, yo estaba jugando tenis con mi hermano y el balón se metió en un montón de hojas cerca del límite de la cancha. Yo metí mi mano entre las hojas para obtener la pelota y fui atacada por las abejas como 20 veces, ya que había un nido escondido en ella. Me dolió mucho, pero no recuerdo que corriera a casa para pedir ayuda.


3) ¿Cuándo te diste cuenta que serías escritora?
El verano que cumplí 13, mi madre me envió a la ciudad de Nueva York para visitar a mi abuela, que era una escritora de ciencia ficción. Esto fue en los años 70, cuando la ciencia ficción se estaba convirtiendo en muy popular. Mi abuela llevaba un muy excéntrico estilo de vida. Me acuerdo de que nunca hicimos nada en la tarde, y luego nos quedábamos hasta las dos o tres de la madrugada. A veces, nos fuimos a cenar tarde, como a las 11 de la noche. Luego, cuando volvimos, le gustaba sentarse a escribir hasta muy temprano en la mañana.

Me dijo que lo hacía porque en la mitad de la noche es cuando la gente dice y hace las cosas que normalmente no hace. Tenía una colección de porcelana de búhos, el búho real, porque son criaturas de la noche. Estudió eventos paranormales. Ella me ayudó a escribir mi primera historia de ese verano, y permanecí toda la noche escribiendo lo que podría haber sido una historia real. En mis trece años, fue mi primera lección de escritura.

Un día, mi abuela me llevó con su editor para el almuerzo, y después de escucharlos discutir la manera en que mi abuela podría hacer a sus personajes en quien ella quería, decidí que algún día, me gustaría ser un escritor, también.
Así que después de que yo anuncié mi decisión, mi abuela comenzó a enviarme libros sobre técnicas de escritura, libros de autores clásicos, y ensayos literarios para cada cumpleaños y después de vacaciones de Navidad. Uno de mis libros favoritos que me envió cuando yo estaba en una profunda fase de la adolescencia fue un volumen de poesía escrito por Emily Dickinson. En el interior de la portada, ella escribió: "Emily Dickinson es una poeta venerada. Tal vez lo mismo pueda decirse de K.H. algún día. Con amor, la abuela Eleanor.”

Cuando falleció mi abuela, ella me dejó una caja grande con todos sus manuscritos inacabados en ella. La caja de los manuscritos ha sido una gran inspiración para mí. Uno de sus cuentos cortos que he encontrado en el interior de la caja se titula, "The Lake" y se trata de un grupo de zombis que viven en más de una zona remota de los bosques cercanos a este lago.

Porque de todo el aliento que ella me dio, y en honor a ella, decidí que cuando me sentara a escribir mi propia novela muchos años después, iba a nombrarla como mi personaje principal. Le di en la historia a mi abuela, las mismas características, e incluso ella tuvo que dar una caja de manuscritos a su nieta. De hecho, la recuerdo haciendo su revisión de una novela titulada La muerte de Chrysalis of the Death en el verano que la visité, y decidí incluirlo en The Year the Swallows Came Early. Por lo tanto, en la página 148 de mi personaje principal y su mejor amiga encuentran este manuscrito y hablan de ello, junto con algunos otras de sus historias. He incluido su libro, Chrysalis of Death dentro de mi libro.

Nunca llegó a leer siquiera el primer borrador de mi novela. Pero se lo remití a su agente hace tres años, que todavía está vivo y trabaja en la ciudad de Nueva York. Después de leer mi libro, el agente de mi abuela hizo la observación de que a ella le hubiera gustado saber que había incluido sus libros en mi propio libro, y pensó que mi abuela hubiera estado muy orgullosa.


4) Te gusta visitar bibliotecas y escuelas. Explícanos más sobre esta experiencia.
Como maestra de escuela, siempre visito escuelas y bibliotecas. Me gusta visitar a los estudiantes, ver lo que están leyendo, y oírlos hablar. Normalmente hablo durante casi una hora. Les explico acerca de cómo me convertí en escritor y mis experiencias con mi abuela y, a continuación, hago que los estudiantes actuen uno de los capítulos en mi libro mediante un lector de teatro de la parte actúen uno de los capítulos donde trato el retorno golondrinas. El capítulo que actuan es al cual llame:
Petrochelidon Pyrrhonota, que es el nombre de la especie de golondrinas que regresa al acantilado. Les doy los escritos para los que lean. Es muy divertido. Luego siguen la lectura rápida y se usan algunas ideas para saber cómo escribir una historia.

5) ¿Cuál es el tema de tu último libro?
Si tuviera que elegir un tema, supongo que sería el perdón, porque el personaje principal de mi libro opta por perdonar a alguien en lugar de permanecer enojado. Creo que su vida es mucho más fácil y más feliz como resultado de su decisión. No puedo decir cómo he elegido este tema, sino más bien, se trata de una historia que había que contar.


6) ¿Las musas están contigo todo el tiempo?
Creo que la inspiración es difícil de alcanzar. Algunos días me parece que tengo mucho de ella, y algunos días, nada. Pero yo siempre estoy preparada para las cosas que me dan esperanza. Incluso algo tan pequeño como el crecimiento de un solo diente de león en una grieta en el hormigón me da la esperanza, y por lo tanto, la inspiración.


7) ¿Dónde escribes? En tu oficina, quizás.
Yo escribo en mi oficina, en casa. No puedo escribir en una ruidosa cafetería o en un lugar donde hay mucha gente que pasa a mí alrededor. Generalmente es mejor escribir en las mañanas porque soy una persona madrugadora. Me gusta pensar que mi historia es tempranera, entre el 4 y 6 de la mañana y, a continuación, empiezo a escribir.

8) Si los niños quieren ser escritores. ¿Qué deberían hacer?
Creo que cualquier persona que quiera convertirse en un escritor debe escribir todo el tiempo. La práctica todo lo puede. La escritura es como una especie de deporte, más lo haces, más te conviertes en el mejor. Empecé a escribir poesía y, a continuación, cuentos cortos, novelas. Además, es una buena idea tomar una clase de escritura creativa y permitir que otras personas lean lo que has escrito para que puedas obtener opiniones. Dependo de un grupo de crítica que me ayuda a trabajar a través de algunas de las partes más difíciles de lo que estoy escribiendo.


9) Envía por favor un mensaje a los niños. Muchos de ellos visitan Los Bloguitos.
Hay tantos mensajes que podría enviar. Pero creo que puede ser agradable hacer lo que uno ama. Ustedes no tienen que ser los mejores, pero es importante tratar de ser feliz. Si ustedes hacen lo que aman, tendrán mayores posibilidades de ser felices.
Gracias por entrevistarme.

Acá vemos la tapa de su último libro:


Gracias a ti Kathryn por tu tiempo y por tus palabras.
Leticia Teresa Pontoni.

No hay comentarios: