sábado, 23 de agosto de 2008

SEGÚN RAULITO

-Graciela Lecube-Chavez-

Derechos reservados. (Copyright 2008)


Raulito, el niño que como precoz
no hay dos, se pasa horas y más
horas saliendo de aquellos sitios
donde hay en rojo o con luces
una señal grandota que dice EXIT.
Por pura curiosidad, le pregunté:
--¿Qué quiere decir EXIT en inglés?
-- Éxito - contestó muy seriecito.
-- No, no, quiere decir SALIDA.
-- Entonces, ¿por qué siempre
me siento mejor del otro lado?
-- ¿Ah, si? Dime, ¿cómo es eso?
-- Descubrí que cada vez que
salgo de donde estoy, aprendo
algo nuevo y a eso yo le llamo
muy convencido, ¡tener éxito!

***


--¿Por qué, abuela?
-- ¿Por qué, papá?
-- ¿Por qué, mamá?
Alguien interrumpió:
-- Raulito, cállate ya,
me voy a volver loca
con tanto preguntar--
se quejó Peregrina,
la cotorrita amiga
cubriendo de plumas
su pequeña barriga.
-- Óyeme bien,
tú sabes lo mucho
que admiro al genial
científico "Albertico"
Einstein, ¿verdad?
-- Sí, más o menos.
-- Deberías conocerlo
mejor. ¡Él fue el físico
genial que formuló la
teoría de la relatividad!
--¿Qué es relatividad?
-- ¿Ves? Para aprender,
decía él, nunca debes
dejar de preguntar.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

La historia de Raulito esta fenomenal.Muchimos lectores,chicos y grandes quedaran encantados con esta manera de aprender los hechos de la vida.Esta escritora-poeta sabe como yo que,cuando dejamos de preguntar...dejamos de ser humanos.

Anónimo dijo...

un verso muy inteliegente y de acuerdo con el comentario anterior que enfatiza que al dejar de preguntar,dejamos de ser humano... gracias escritora-poeta por hacernos mejor el vivir diario... tu admi de los cayos f