miércoles, 16 de julio de 2008

Hospital de Muñecas


Las muñecas se arreglaban,
en un tiempo ya lejano,
Y jamás quedaban
en un arcón guardadas.

Por cariño, por amor,
todas las niñas querían
sus muñecas sanas
y al hospital las llevaban.

Los hilos preparados,
las telas cortadas.
Pegamentos muy cercanos
ya se están utilizando.

Los tiempos han cambiado.
Las muñecas no se arreglan.
Cuando alguna se les rompe,
de seguro se desecha.



Leticia Teresa Pontoni

Copyright 2008
Todos los derechos reservados