domingo, 4 de mayo de 2008

Ojitos bien abiertos



Nos decía la maestra:
“Ahora que están en tercero,
cuiden muy bien lo que hacen,
mantengan ojos muy abiertos".

"Esto secedió en la escuela,
a unos niños muy curioso,
rompieron el reglamento,
y armaron un gran revuelo".

"Un anciano los llamaba,
desde el portón de la entrada,
desobedecieron las reglas,
y acudieron a su encuentro".

"El anciano les pedía,
un poco a agua fresca,
pero las reglas prohiben,
hablar con quién no conocemos".

"El director llamó a los padres,
que con gesto serio acudieron,
temblaron todos los niños,
que esperaban disciplina".

"Pués por eso yo te digo,
con ojitos muy abiertos,
no rompan nunca las reglas,
ahora que están en tercero".

María A. Pérez
autora invitada

Derechos reservados. (Copyright 2008)