martes, 11 de diciembre de 2007

El faro y la ballena

Isabel Arraiza Arana
Ilustrado por Bianca Arana (a los 7 años)


Con recelo y con enfado
veía la ballena al faro.

—¡No me deja descansar
su luz en medio del mar!—

Se escuchaba cada noche
de la ballena el reproche.

Mas el faro, sin descanso,
con su luz guiaba los barcos.

Cada nave y timonel
apreciaba el faro aquel.

Una noche a la ballena
le cantaron las estrellas.

Viendo al cielo, enajenada,
no advirtió que se alejaba.

Ahora estaba en alta mar
y no sabía regresar.

-Estrella, tú desde arriba,
¿ves mi casa, mi familia?-

La ballena preguntaba
un poco desconcertada.

Pero en la noche tan negra
nada podía ver la estrella.

Hasta que una luz, de pronto,
vio dar vueltas como un trompo.

—¡No se cansa de correr!
¿Querrá jugar de esconder?—

Se preguntaba la estrella
al notar la luz aquella.

-¡El faro! ¡La luz que guía!
¡Faro, rey de travesías!-

Gritó alegre la ballena,
—¡Es el faro quien destella!—

Ya aunque no pueda dormir,
no hace más que sonreír.

Feliz juega en alta mar,
mira el faro al regresar.

3 comentarios:

Christianne Meneses Jacobs dijo...

Isabel, Felicidades a tu hija. Que lindo su dibujo.
Christianne

Isabel Arraiza Arana dijo...

Gracias, Chris! Se lo digo.

Un abrazo.

Rene Colato Lainez dijo...

Muy lindo poema y un dibujo estupendo. Bianca es toda una artista